¿Cómo podemos ayudar a los océanos?

Con motivo de la celebración del Día Mundial de los Océanos (8 de junio), el Centro Cultural de la PUCP organizó una serie de actividades académicas, artísticas y recreacionales enmarcadas en la Semana de los Océanos.

 

 

 

Dixie Belcher, presidenta de la organización Turning the Tides y vicepresidenta de ORCA Perú, ofreció la conferencia ‘Buscando soluciones: aportes del derecho y la política a la problemática marina’ como parte de la Semana de los Océanos.

 

Belcher, que se describe como una ciudadana ordinaria que se dio cuenta de lo que estaba sucediendo con el océano y que decidió actuar, remarcó la importancia que el océano tiene para toda la vida en la Tierra.

 

Explicó que los seres humanos vivimos gracias al océano. “Si todas las especies terrestres desaparecieran, las criaturas del océano podrían sobrevivir. Pero si lo opuesto sucediera, si toda la vida en los océanos muriera, las especies terrestres, incluyéndonos, morirían”, afirmó.

 

A pesar del gran daño sufrido por los océanos, Belcher considera que existe la posibilidad de detener e incluso revertir parte de los efectos de la contaminación a los mares. Una solución al alcance de todos los ciudadanos que propone es realizar las compras utilizando bolsas de tela en vez de plásticas o de papel.

 

Cada vez son más las personas que se animan a dejar las bolsas de plástico de lado y eligen las de tela; sin embargo, Belcher señala que la única forma en que esta iniciativa se expanda lo suficiente es involucrando a los gobiernos para que se haga efectiva la prohibición de bolsas de plástico. Recordó que las consultas populares y campañas de concientización no han conseguido la prohibición, y que hasta el momento solo han funcionado los decretos de autoridades.

 

Además de aplicar la prohibición al uso de bolsas plásticas, Belcher sugiere algunas medidas que los gobiernos pueden adoptar para devolver la salud a los océanos y a la tierra. La búsqueda de energías alternativas sostenibles para complementar y, en algunos casos, suplir a las fuentes de energía convencionales y contaminantes es un paso importante.

 

Una alternativa para devolver vida a los océanos es el uso de Microorganismos Efectivos (ME). Esta técnica, creada por el ingeniero agrícola japonés Teruo Higa, es un fertilizante orgánico diseñado para mejorar la producción arrocera. Una vez puesta a trabajar, se notó que además de fortalecer los cultivos, los Microorganismos Efectivos se desplazaron por agua hasta llegar a una zona contaminada del océano. Al entrar en contacto con los ME, la contaminación del mar decreció, y, en consecuencia, peces y conchas volvieron a poblarlo.

 

 

 

Foto: National Geographic

 

Novedades

Conferencia Internacional Gratuita: Diversidad Funcional y Servicios Ecosistémicos

Ver más


CORREOS IBP

Ver más


Ver más
Jornada Mundial Limpieza de Playas: Perú no se queda atrás

Ver más


Ver más